martes, 14 de junio de 2011

Umbrae 9

Hace años maté a su sombra y la reemplacé: Sigo a Elena de día y la hago mía cada noche. Así que no alucina, doctor. Déjela en paz.

1 comentarios:

cesarsocorro dijo...

Tus treinta palabras, incluido el título,me han encantado. Buen micro.