lunes, 28 de diciembre de 2009

El ovillo de la existencia

La vida de aquella vieja costurera pendía de un hilo.

1 comentarios:

no comments dijo...

Buena metáfora.
Todos somos sin quererlo costureros dependientes de un hilo.

Un saludo indio