martes, 18 de mayo de 2010

Sabores del ser

Incluso la persona más dulce tiene lágrimas saladas.

4 comentarios:

Víctor dijo...

No sé por qué en cuanto leí esto pensé que era de Oriana. Y efectivamente lo es. Me encantó. Y con su permiso, creo que utilizaré esa frase en algún momento. Me lo permites, ¿no, Oriana?

Saludos.

Oriana P. S. dijo...

No, Víctor, no te lo permito. Es más, lo tienes terminantemente prohibido.
Jeje, ¿cómo crees que te voy a decir que no?
Además, como dijera el cartero (de la película italiana del mismo nombre) al responderle un reproche a Neruda: "La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita". Así que ya sabes...

Saludote.

carlos de la parra dijo...

Poéticamente todo es válido,aunque si manifiesta ésto literalmente, difiero;la baja presencia en sal en un cuerpo produce menos contenido de sal en las lágrimas.

Africa dijo...

ha sido muy bonito y muy profundo creo que te ha tenido que salir del corazón.


besos