miércoles, 17 de noviembre de 2010

Feliz pena

Cumplió una dulce condena tras las barras de chocolate.

2 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Éste relato del género chocolatoso es maravilloso.Pásate un día a uno de mis blogs gemelos :
http://www.themicrostories.blogspot.com tengo un post que se llama Muerte por chocolate,con humor acerca de posibles formas de chococidio.

Lola C. dijo...

Yo me condeno así de vez en cuando y lo recomiendo encarecidamente.
Salu2