lunes, 8 de junio de 2009

Miradas I

Se buscaba en las miradas ajenas para estar seguro de que aún existía.

1 comentarios:

nohubounavez dijo...

Me gustó mucho, Olga, tanto Miradas I como Miradas II.
No podemos estar seguros de si existimos cuando nadie nos mira, desgraciadamente tampoco podemos estar seguros de qué ven exactamente cuando nos miran, si a un vivo o a un muerto, si a un cuerpo o a un hueco vacío donde debería haber una persona.
Porque hace pensar tantas y tantas cosas sobre la soledad, la necesidad de los otros, etc, me han encantado.
Y qué bonito tenerte otra vez aquí.