jueves, 1 de octubre de 2009

Generaciones



En casa hay problemas por falta de entendimiento. Mis hijos y yo somos de generaciones diferentes. Quizás, para que se entienda bien, he de explicar el origen de cada uno de nosotros.
A mí me generaron por arte de magia. Mi padre era ilusionista, y echó a mi madre unos polvos mágicos, de los cuáles nací. Eso me contaron.
Nuestro hijo fue generado digitalmente. Por eso, desde pequeño, ha vivido aislado entre videoconsolas, pecés y teléfonos móviles. Tantos elementos de comunicación, y sin embargo con la familia no habla nunca.
Y mi hija nació por generación espontánea. Al menos eso dice mi mujer, pues ella no estaba embarazada cuando fui a Ruanda en misión humanitaria, para alimentar a unos chiquillos famélicos con viejos conejos sacados de la chistera de mi padre. Y cuando volví me encontré con el regalo metido en una cuna.
La comunicación en casa es mala. Porque, para colmo, mi mujer es coreana, y todavía no ha aprendido a decir ni una palabra en nuestra lengua. Más bien, yo diría que no la aprenderá nunca. Afortunadamente es pequeña y no ocupa mucho espacio. Pero por lo demás, todo son inconvenientes. Es incapaz de mediar en el conflicto entre nuestros hijos y yo.
Hoy nuestra falta de entendimiento parece haber llegado a un punto sin retorno. Estábamos en la mesa y le pedí a mi hijo que me acercara la sal:
—01000100 —respondió binariamente, haciendo caso omiso y sin mirarme a la cara.
—Mitosis, meiosis, gónadas —intervino mi hija, tan espontánea como siempre.
—Ming —apostilló mi mujer, sin que yo entendiera nada.
—Abracadabra —sentencié, y salí dando un portazo del comedor.
Ya no tengo dudas. En casa existe un grave problema generacional. Mi familia y yo jamás podremos entendernos.

6 comentarios:

Hector1564 dijo...

Muy bueno, de verás.

Oriana P. S. dijo...

Jajajaja!

Ya veo por qué no me querías adelantar nada. Está buenísimo. Es que no me puedo parar de reír. Divinamente escrito y es como un tributo a cuentitos pasados. Se juntaron algunos de tus personajes!

Y para los problemas de comunicación te digo "Du er så flink!" :P

Chapeau! :D

Javi dijo...

Jajaja muchas gracias Oriana, me recontralike que te guste. Como dices, te había anticipado. También llevas razón, usé elementos de mis personajes pasados, pero creo que aquí se desenvolvieron bien. Y sabes que una de las ideas principales la escribí contigo, así que tienes en parte culpa de que este cuento saliera así.
Muchísimas gracias por tu comentario, Héctor.

Javi dijo...

Por cierto Oriana, aunque me sueltes esa parrafada noruega, no tengo problemas de comunicación contigo: eso significa que... herregud!!! tú ya lo sabes!!!

Nanim dijo...

Original, divertido, subliminal, simbólico.
Y además ¡me gustó!!!

Víctor dijo...

Estuvo (y todavía lo está) guapo este texto, Javier. Es curioso cómo la época más intercomunicada de la historia de la humanidad es también la época con mayores problemas de comunicación. Sin ir más lejos, yo mismo tengo lectores habituales de mis textos en Colombia o Argentina, y mis padres todavía no han leído ni un cuento mío.

Un saludo.