viernes, 30 de julio de 2010

Sin perspectiva

En la cárcel me convertí en pintor paisajista. Dicen que a mis cuadros les faltaba algo: nunca llegué a encontrar el punto de fuga.

2 comentarios:

Nanim dijo...

Javi y sus finales... No sé cómo hacés para darle esa vueltita justa...

Javi dijo...

Gracias Nanim, me alegra que te haya gustado.
Y encantado de verte por aquí tan activa, con tus ficciones, tus comentarios y tu presencia.
Besos.