miércoles, 3 de febrero de 2010

Al rojo vivo con Manu "el Piel Roja"


 
Emilio Pettoruti: "Visión 1"

Manuel se incorporó casi desde su creación a Minificcionario. Desde entonces no ha dejado de sorprenderme como minificcionero y como cuentista —aunque él dice no escribir cuentos—. Y cómo no, como escritor de haikus...
Con el tiempo he creído saber por qué Manu dice no escribir lo que en realidad escribe (y además bien). Y es que Manu es una persona multidisciplinar y creativa que se mueve con soltura en  diversas facetas artísticas, quizá identificándose más con lo visual y lo plástico, pero capaz de tratar con el mismo talento la fotografía y las letras, los recursos multimedia de la web 2.0 y los haikus, la pintura y la música... 
En esta selección hay textos de twitter inéditos aquí, a los que he unido algunas perlas que ya estaban en Minificcionario. Porque las minificciones suelen ser tan efímeras como lo que se tarda en leerlas, y rescatarlas, releerlas, es tanto un placer como un acto de justicia.


Nueve minificciones...

Al igual que los crustáceos, dependemos para sobrevivir de nuestro caparazón exterior, un caparazón de ciudades y casas llenas de cosas.

La mente es un sofisticado aparato digestivo que se alimenta de nuestras vivencias, experiencias, imágenes, sueños...

Las radiografías de los peces habitan los abismos.

Las chimeneas tienen un canal monotemático.

Las partituras del jazz no pueden leerse a la luz del día. Son hijas de la noche.

Cada mañana los niños se reunían en la plaza del pueblo esperando la sesión de magia: el campanario sacaba de sus chisteras de bronce una impresionante bandada de palomas.

De espaldas a la marcha del tren, el paisaje se rebobina.

Gran parte de los famosos siguen la vida que le escriben sus biógrafos.

Toda sombra viaja siempre a la velocidad de su luz


... y tres haikus

Como el azúcar
en cucharilla de plata
disuelvo el día

Sentir el viento
sentado en mi silencio 
y no hacer nada
 
Pisé una oruga
la primavera tendrá
que improvisar
 

6 comentarios:

Oriana P. S. dijo...

No me hagan escoger que está difícil.

Todavía recuerdo cuando Manu me dio la bienvenida, tanto en Twitter como en Minificcionario. Él tiene una calidez única en su trato, misma que se puede ver en sus escritos y en todo lo que hace.

Una buena selección, Javi.
Besos para los dos.

Manuel dijo...

Sorprendido quedo por las generosas y halagadoras palabras de Javi y por su no menos sorprendente (incluso para mí que casi no los recordaba) seleción de textos que tan tenazmente ha rastreado en las infinitas arenas movedizas del Twitter, que en efecto dan una visión de todos los frentes creativos que intento -no siempre puedo- mantener abiertos.Es por ello que a veces, como el Guadiana, aparezca y desaparezca del Ficcionario. No puedo sino agradecerle a él ( a Javi) y al resto de amig@s de Ficcionario la igualmente cálida acogida que me dieron cuando aterricé por estas tierras de ebullición literaria sin saber muy bien cómo participar ni a qué venía. Ellos fueron los "culpables" de que me abriera una cuenta en Twitter, que desde entonces ha sido un no parar, mi segunda casa, bueno tercera, que está mi refugio de ultramar, Ínsula Dulcamara. Memorables fueron algunas noches mágicas de tuiteos con Javi, Rafa y Oriana (sobre la luna, ¿te acuerdas? )
En fin, infinitas gracias a tod@s. Espero corresponder en breve con el resto de mis selecciones pendientes ( de Javi, Rafa,...).

Javi dijo...

Qué alegría, Manuel, que esta serie de X selecciona y publica a Y, haya servido para traer buenos recuerdos. Es cierto que Minificcionario es apenas un niño, pero sin embargo, para los que formamos parte de él, es un lugar donde hemos compartido muy agradables momentos, noches en las que la sinergia se apoderó de nosotros, y éramos como una mente colectiva escribiéndole a la luna, al estanque o al sabor a café...
Los tiempos cambian, unos van y otros llegan, pero seguro que en este rincón que nos pertenece a todos, a los que fundamos el blog y a los que se irán incorporando, seguirán habiendo muy buenos momentos para todos. Porque en definitiva es el único objetivo, disfrutar y compartir lo que hacemos.

Isabel González dijo...

Megusta todo, pero lo haikus son magníficos.

Ikal, te envío éste par de haikus que parí anteayer, a mí me gustan, a lo mejor es amor de madre:

Inventariando.
Agotados tus besos.
Pedido urgente.

Poco que darte
si no estás hoy conmigo.
Las manos llenas.

Bruno Valero dijo...

me gustan tus hai ku

Juan Luis dijo...

Grandes minificciones. Seleccioné algunas para ponerlas el próximo jueves en el Espejo Ludico. ¡Saludos!