lunes, 15 de febrero de 2010

Extraviados en el mundo de ensueño de Olga A. de Linares


Desde el nacimiento del Minificcionario, Olga nos ha deleitado con sus fabulosas letras, llenas de ese encanto indiscutible que la caracteriza.
Leer a Olga es trasladarse suavemente al mundo infinito de la dulce fantasía. Sus minificciones tienen una tenue tonalidad de magia y fascinación. Escoger sólo algunos de sus textos ha resultado tarea difícil, pues no se puede dejar de volar con todos sus escritos.
He aquí una pequeña dosis, una muestra, para endulzarnos el paladar... 
Nota y selección de Javier López & Oriana Pickmann


Hambre
Se alimentaba de esperanzas. Murió de inanición.

Monstruosidades V
El pequeño monstruo no podía dormir. Estaba seguro de que debajo de su cama acechaba uno de esos espantosos humanos.

Notas
Sobre el pentagrama del cableado, los pájaros traman sus sinfonías.

Asuntos temporales
Era un alma que vivía pendiente del tiempo: un almanaque.

Para siempre
El único amor eterno es el amor propio.

Diferencias irreconciliables
El romance entre el fantasma y la sombra resultó inviable: ella solo podía vivir en la luz, mientras que la existencia de él dependía de la oscuridad.

Ciudades
Todas las noches se sueña deambulando por una ciudad geométrica, donde una luz de azufre recorta oscuridades. A la mañana, presumiblemente despierta, otra ciudad de pesadilla devora sus sueños.

Viejo que fuma
En un rincón de la taberna hay un viejo con su pipa. En cada pitada lo veo esfumarse, contagiado de humo, hasta que, poco a poco, desaparece.

Caída
Que se le cayera el alma al piso motivó aquel fatal tropiezo.

Desfasaje
Al releer las viejas cartas, volvieron a enamorarse. Pero de las personas que habían sido entonces.

Trascendencia I
Todos los papeles miraban con respeto al reciclado. Era una prueba contundente de reencarnación.

Imagen: El Circo de Georges Pierre Seurat

8 comentarios:

Florieclipse dijo...

Todos buenísimos, como todo lo que escribe Olga.

Javi dijo...

Así es, Carmen.
Es una delicia volver a leer estas minificciones de toda una maestra del género.

Jesús Contreras dijo...

Muy interesantes. En especial, Viejo que fuma y Transcendencia I.

Saludos.

Manuel dijo...

Muy buena y acertada selección; Javi. Están algunos de mis preferidos de Olga como el de "Notas", "para siempre" o el "Viejo que fuma".
Y por supuesto, mi enhorabuena al esperado regreso de Olga.

Saludos a tod@s.

Rafael Vázquez dijo...

Resulta especialmente difícil seleccionar unas pocas minis de Olga porque todas y cada una de ellas esconden ago así como restos de luz que se filtran a través de las palabras.

Me han encantado los minirrelatos escogidos para esta selección y felicito a los autores de la misma. Quiero decir que coincido con la casi totalidad de los escogidos. Añadir también algunos otros de mis preferidos:

Demasiado tiempo...
Cuando despertó, tanto él como el dinosaurio, igualmente fosilizados, compartían una vitrina en el Museo de Ciencias Naturales.

Destino.
El destino es un gran gato de Cheshire, tan elusivo e impredecible como el que encontró Alicia en su viaje. El problema es que frente a él no somos niños, sino ratones.

Miradas II.
Cuando nadie nos mira ¿cómo podemos saber que existimos?

Salud pública.
Se ha observado que mendigos y menesterosos provocan repentinos ataques de ceguera en la población; afortunadamente, el síndrome desaparece en cuanto los afectados establecen una saludable distancia con esos portadores crónicos de miseria.

Distraccióm.
Tanto tiempo pasó cerrando los ojos a la realidad, que nunca supo cuándo se había quedado ciego.

Similitudes.
Desde la pantalla, los actores, aburridos de reproducir siempre las mismas cosas, espían a los espectadores. Esperan que ellos les brinden algo de diversión.
Desolados, descubren que también están forzados a repetir un libreto.

Solipsismo.
Le dijeron que no podría dejar su huella, que ya todo estaba hecho. Meditó largamente esas palabras. Luego, buscó la trama de la realidad.
Y comenzó a deshacerla.

Ikal Bamoa dijo...

¡Saludos, Olga! No te conocía porque soy nuevo en el vecindario, pero quedé encantado con lo leído. ¿Dónde puedo encotnrar más?

Hasta pronto.
Ikal.

Olga A. de Linares dijo...

Gracias a Javi por el posteo, que ha provocado esta serie de halagüeños comentarios... Espero hacer acto de presencia con más frecuencia que en los últimos tiempos, es siempre un placer reencontrarme con uds. Y en cuanto a la pregunta de Ikal, si quiere, puede pasar por mi blog, http://www.olgalinares.blogspot.com, aunque también él anda un poquito abandonado. Gracias a todos y reciban mi afecto de siempre.

Javi dijo...

Fue muy agradable hacerlo Olga, aunque también tuvo su parte negativa... ¿cómo dejar fuera de la selección tantas y tantas minificciones sobresalientes?
La tarea ha sido de Oriana y mía, cada uno sacó su lista de favoritos y luego los pusimos en común.
Esperamos que nos dejes muchas ficciones nuevas para futuras selecciones.
Besos!