jueves, 17 de junio de 2010

Antes

Nací fantasma prematuro.

5 comentarios:

Javi dijo...

Contundente, Ikal.

Zilniya dijo...

Tres palabras contundentes como el sonido del mazo de una sentencia.

Isabel González dijo...

A mí me falta algo, no sé. Sí, golpea pero no sugiere demasiado. Una opinión claro. Saludos

Javi dijo...

Respetando tu opinión, Isabel, te diré que no estoy de acuerdo. Precisamente si algo hace esa minificción es sugerir, y lo hace (ahí sí estamos de acuerdo) golpeando, con sólo tres palabras. Muchas veces es la imaginación del lector la que completa una minificción, buscando sentidos que no son tan evidentes en una primera lectura...
Un saludo.

Oriana P. S. dijo...

Pienso lo mismo, Javier.

Tres palabras son suficientes para plantearnos millones de cosas. A veces somos los lectores los que le damos forma final a lo que está escrito. El escritor propone, el lector, dispone. Y, en esta mini, Ikal nos sugiere muchas formas de pensar, muchas historias para las mismas tres palabras.

La imaginación es un universo y, como tal, es infinito.

Me encantó, Ikal.