jueves, 10 de junio de 2010

Tiempos modernos

.

—Madre, todas mis amigas del colegio tienen ya una. Van rápido, tardan poco en llegar y pueden dormir hasta más tarde.
—Ya te he dicho muchas veces que esos potentes vehículos motorizados nunca me han gustado. ¿Cuántas de tus compañeras no habrán tenido ya un percance por ir subidas en esos cacharros?
—Pero hay que ir con los tiempos. Te prometo que no me compraría una demasiado grande. Si no me dejas tenerla, me obligas a ir a la escuela en algo que va más despacio que un patinete. Todas mis compañeras me adelantan por el camino y se ríen de verme con ese artilugio anticuado.
—Pues hija, vas a tener que conformarte. Así que coge tu escoba y ve volando a clase, que se te hace tarde. Y si las madres de tus amigas les han comprado esas aspiradoras modernas, algún día se lamentarán cuando tengan un accidente grave.

Imagen: Madre e hija (Carl Larsson)

10 comentarios:

Zilniya dijo...

¡Jjajajajjaaa! ¡Qué duro es ser una bruja moderna! Hala, como ha sonado eso... XD

Javi dijo...

¿Lo sabes por experiencia? :-P

Víctor dijo...

Esperaba un final sorpresa y al final me la diste con ese giro. Bueno, Javi.

Javi dijo...

Un orgullo leer eso de quien ha roto todas las tuercas de los cuentos dándoles siempre una vuelta más...
Gracias, Victor.

carlos de la parra dijo...

Bien por las brujas en jet.

Nanim dijo...

Pues me ha encantado y sorprendido. Bien ahí.

Salemo dijo...

¡Grande, Javi!Debo resaltar que es un relato contra la discriminación y una crítica hacia la sociedad de consumo.
Ni las brujas zafan de las exigencias del status. Tanto tienes, tanto eres.

Javi dijo...

Gracias Carlos, Nanim, Miguel. También las brujas tienen sus anécdotas mundanas...

Carmen María dijo...

¡Una historia de brujas! Con lo que me gustan y no me había detenido a leerla. Gracias Javi, me ha hecho reir.

Javi dijo...

Estuve por poner una escoba como ilustración para reclamar tu atención, Carmen :-)
Gracias!!!