jueves, 24 de junio de 2010

Vanos

Ni hambre ni sed ni cansancio. Nostalgia sí: Los fantasmas no echamos de menos al cuerpo, sino a esa fantasía humana de que tenemos alma.

2 comentarios:

Adivín Serafín dijo...

Menos mal que hay alguien más que la ha perdido.

Blogsaludos

Javi dijo...

Fantasmal reflexión.
Muy bueno.