jueves, 8 de enero de 2009

El sello de la muerte

Estimado señor forense: sin querer desmerecer su criterio, me gustaría aclararle que la causa de mi muerte fue otra.

3 comentarios:

Javi dijo...

Qué me gusta que la gente después de muerta siga aclarando las cosas.
Muy bueno, Juanjo.

Lola C. dijo...

Es que los hay que en tal de tener razón, no paran en naderías como el estar muerto. Me encantó.

Juanjo dijo...

Lo ideal sería que ese forense hubiera muerto antes de haberle la autopsia al autor de la carta, y le hubiera hecho una autopsia port-mortem ¿no?

Gracia Javi, gracias Lola.