lunes, 12 de enero de 2009

Girar por girar

La rueca giraba inútilmente, porque las Parcas ya habían muerto.

2 comentarios:

nohubounavez dijo...

Fantástico relato, Javi. Sugiere fatalidad como pocas cosas. Una rueca que gira sola, que quizás hila sola, que quizás trama ella sola nuestras vidas, como quizás tramó siempre las de las efímeras parcas.
Realmente asombroso.
Gracias, Javi.

Javi dijo...

Gracias a tí Rafa, por tu comentario. Posiblemente no fuera tan inútil el giro de la rueca, quizá ella actúe como un reloj de nuestro tiempo, independientemente de que alguien la maneje o le preste atención.