sábado, 9 de mayo de 2009

Amnesia

No recordaba al sujeto al otro lado del espejo.

2 comentarios:

K dijo...

Excelente concisión. Saludos. Recuerda a la Vejez de Narciso, pero sin el elemento egocéntrico del texto de Lihn.

Saludos.

Danilo Gatti dijo...

El espejo... perturbador, misterioso objeto a veces
quien en su sano juicio puede querer su fiel reflejo?