jueves, 24 de septiembre de 2009

Siniestro

―No tienes derecho —dijo la asistente.
El Dr. Frankenstein se vería obligado a esperar por un pie izquierdo para concluir con su obra secreta.

4 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Magnífico, Oriana.

Javi dijo...

Estamos de acuerdo, una pequeña maravilla.

Oriana P. S. dijo...

Muchas gracias a los dos :)

Martín dijo...

Muy bueno! jaja me encanto!