jueves, 29 de abril de 2010

Bajan

Su primer paseo sobre ruedas lo hizo en ambulancia. Lo disfrutó tan poco que se apeó y decidió andar por sí mismo al cementerio.

1 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Bueno,es que hay días en que uno está muerto.