martes, 13 de abril de 2010

Eminencia

De joven había colaborado en un laboratorio de investigaciones científicas. Acabó sus días en una biblioteca. Pero él sólo era un ratón.

5 comentarios:

No Comments dijo...

Me gustó. De ratón de laboratorio a ratón de biblioteca, jeje

Un saludo indio

Anonima Mente dijo...

Muy bueno

Zilniya - Microversos - Ecologismo Literario dijo...

¡Qué bueno! :D

Conozco a un ratón que empezó sus días en una prestigiosa empresa de informática y le prejubilaron para contratar a otro con puntero láser. XD

vamarconi dijo...

Muy bueno ! aparte con humor.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

si, es muy bueno.