viernes, 23 de abril de 2010

Inconmensurable

La inmensidad del mar siempre me llamó la atención.
 
―Cuánta agua ―le dije alguna vez a mi padre cuando era niña.
―Y abajo hay más ―me respondió él.

4 comentarios:

Javi dijo...

Lo evidente a veces resulta sorprendente.
Inmenso, Oriana.

Manuel dijo...

Suscribo lo que te acaba de comentar Javi. Hermoso.

Oriana P. S. dijo...

Muchísimas gracias, Javier y Manuel :)

Esta mini nació de una anécdota que tengo con mi padre. No hay nada inventado ni cambiado, es una conversación real. Mi padre tenía ese tipo de respuestas o formulaciones que se salían de lo que se puede decir que es normal. Yo creo que hubiera sido buen tuitero-minificcionero :)

Me alegra que les guste este pedacito pequeñito de mi vida.

Zilniya dijo...

Tu pedacito de recuerdo me ha recordado otro con mi papá:

- ¿Qué pasa niña?
- Nada...
- El que "nada" no se ahoga.