viernes, 21 de noviembre de 2008

Clase

El nuevo rico exigió que en su castillo hubiera fantasmas de abolengo. No quería que cualquier muerto de hambre recorriera sus propiedades.

3 comentarios:

nohubounavez dijo...

Sin palabras, Olga. Son todos realmente buenos.

Lola C. dijo...

Geniales todos. Gracias

Lola C. dijo...

Pidió a sus empleados que se pusieran en marcha.Quería al fantasma de la ópera y no se conformaría con menos.