miércoles, 19 de noviembre de 2008

Amor y anatomía

Se arrodilló a sus pies, para pedir su mano. Nunca más alejado de lo que realmente quería.

4 comentarios:

Juanjo dijo...

Y además, ella estaba haciendo el pino.

Javi dijo...

Buen estreno Lola. Bienvenida.

Lola C. dijo...

Gracias, es un placer poner algún granito de arena en este impresionante blog. Y procuraré no ponerlo en el ojo de nadie.

Manuel dijo...

¿ Aparte de su mano , qué más quería ese caníbal antropófago? ¿Comerle la boca también?