martes, 11 de noviembre de 2008

Caleidoscopio matemático

El niño aprendió a sumar y restar con los dedos. Para operaciones más complejas usaba juegos de espejos.

3 comentarios:

Maricela dijo...

Realmente ingenioso...me imaginé a mi misma, cuando era niña y ponía un espejo delante de otro y veí mi imagen al infinito... que conste que aprendí a sumar, restar y demás operaciones, de la manera convencional: con mis dedos y con los dedos de los demás...

Javi dijo...

Yo los logaritmos los calculaba cortándome las uñas.

nohubounavez dijo...

Los dictadores dividen y extraen raíces de formas muy crueles.
Gracias Maricela y Javi.