sábado, 15 de noviembre de 2008

Ensayo

—No se dirija a mí en ese tono —recriminaba el director de orquesta al violinista.

2 comentarios:

Lola C. dijo...

¿No es por tocar bien los bemoles por lo que me han contratado?- respondió jocoso, ma non troppo.

Javi dijo...

jeje buena continuación.