domingo, 9 de noviembre de 2008

Integrado

Por fin pudo ser realmente objetivo. Ahora ya formaba parte de la cámara.

2 comentarios:

Juanjo dijo...

De la cámara de gas, supongo...

Javi dijo...

Acorazada, para más señas.