jueves, 13 de noviembre de 2008

Melancolía

Pintar los edificios de colores festivos, no logró levantar el ánimo de los habitantes. Todo era más alegre cuando había niños.

2 comentarios:

Javi dijo...

Este me gustó mucho en Twitter. Aquí luce aún más brillante.

Javi dijo...

Vigésimo quinta lectura. Vigésimo quinta emoción.