miércoles, 19 de noviembre de 2008

"Perdizión"

Se despiden y lloran desconsoladas las perdices cuando se acerca el final del cuento.

6 comentarios:

nohubounavez dijo...

Se habla del cuento pero no se habla de las perdices. Juanjo en este tuit desplaza el objetivo de la cámara, por decirlo así, y señala a las perdices, que viven su cuento paralelo al cuento principal, como descorado que no pinta nada pero que está ahí, sufriendo porque se acerca el final del cuento.
La cámara de Juanjo, todo hay que decirlo, tiene eso: empieza señalando algo y termina siempre en los lugares más imprevistos con su mirada diferente, haciéndonos viajar a lo imprevisto.
bonita minificción Juanjo

Javi dijo...

Completamente de acuerdo, me dejó boquiabierto cuando la leí por primera vez.
Siempre vemos lo obvio, descubrir lo más oculto de la realidad, es el verdadero juego.

Lola C. dijo...

Nunca volveré a leer o decir este clásico final de cuento como un feliz final para todos. Nunca olvidaré la perspectiva-perdiz.
Gracias, Juanjo.

Juanjo dijo...

Ey, ey, seguid exagerando...

Y muchas gracias de parte de las perdices, que en el final de sus propios cuentos son caníbales...

Manuel dijo...

Mejor suerte tuvieron las perdices...y Sherezade. Vivieron para "contarlo" mil y una noches.

Olga A. de Linares dijo...

Hace tiempo escribí un cuento para niños con esa cuestión. Y me lo había inspirado un microcuento de Andrés Sobico. Es muy bueno eso de ponerse en los zapatos (o las plumas) de otro...