lunes, 29 de marzo de 2010

Ferviente asalto

Le asaltaron las dudas. Se llevaron toda su fe.

3 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Genial. Nada que agregar.

Adivín Serafín dijo...

Es que las dudas son un poco macarrillas.

Blogsaludos

carlos de la parra dijo...

Las dudas y la fé bailan juntas.