miércoles, 10 de marzo de 2010

Opaca diafanidad

No importa cuán oscuro sea el mar, sus gotas siempre serán transparentes.

2 comentarios:

No Comments dijo...

Buena contradicción.

Un saludo indio

Javi dijo...

Qué bueno!