martes, 30 de marzo de 2010

Guerrear V

Era mi sueño volver a la patria vestido de gloria. En mi sueño, la gloria no estaba hecha de madera.

4 comentarios:

Víctor dijo...

Anda que no Ikal. Te sales con éste.

Un saludo.

carlos de la parra dijo...

Los sueños a veces nos dan un producto diferente al esperado.
Un cajón de madera,puede ser un tanto extremo,en el caso de que la reencarnación sea un mito.
Aunque existe una escuela que que la vida misma es un mito.

Zilniya - Microversos - Ecologismo Literario dijo...

Uno de tus mejores microrrelatos de todos los tiempos, Ikal. :O

RAFAEL PEREYRA dijo...

Mar del Norte,
el sol incendia la noche
y habla de ti.

Haikú de un maestro del género, el escritor peruano Alfredo Pita, radicado en Francia. Los publica en su cuenta Twitter: @rafales