viernes, 19 de diciembre de 2008

Almas en flor

Crisantemos en la mano: me muero, no me muero, me muero, no me muero...

7 comentarios:

nohubounavez dijo...

Me encanta este minicuento, Juanjo. Me gusta mucho porque es difícil expresar un tema tan rabiosamente humano con más sensibilidad. Y usando una imágen que entra por los ojos hasta la médula.
Gracias, Juanjo

Juanjo dijo...

¿La médula? Eso son esos animales pegajosos que mueren en la playa y en verano pican a los turistas ¿verdad? La gente dice medusas, pero son la médula del mar, que nos la regala a trocitos ;)

¡Gracias a ti, Rafa!

nohubounavez dijo...

Como dices en un comentario a Olga: "En todo comentario debe haber un comentario. Esto, por lo tanto, no es un comentario".
Si todo comentario a un minicuento es a su vez un minicuento o una parte de ese minicuento, esto por lo tanto no es un comentario.
Me gustó lode las medusas son la médula del mar. Muy bien medulados tus comentarios.
Nos leemos!

Javi dijo...

Esto tampoco es un comentario. Es un abrazo y una bienvenida (de nuevo) a nuestro amigo, que parece está contando las últimas milésimas (por cuánto vas?) antes de tomar vacaciones. Yo estoy igual.
Sobre el mini, me encanta.

Juanjo dijo...

¡Gracias, Javi! Recibo el abrazo y lo multiplico por millones. Me quedan pocas milésimas, pero ahora que estoy contando me he dado cuenta de que igual hubiera sido mejor hacer una cuenta atrás. ¡Que las disfutes tú también!

Un abrazo.

Olga A. de Linares dijo...

Me encantó lo de las medusas, Juanjo. Y añado que los crisantemos son una de mis flores predilectas...
Espero que tus vacaciones sean todo lo que esperas de ellas. Lo mismo para vos, Javi.

Javi dijo...

Y por cierto Juanjo: lo de las medusas tan bueno como el propio tuit. Doble ración.
Gracias Olga.