viernes, 26 de diciembre de 2008

Refugio

Cuando despertó juntó los pedazos de la noche y creó un refugio para todos sus sueños, incapaces de soportar la cruda luz del día.

1 comentarios:

nohubounavez dijo...

Hermosísimo, Olga. Desgraciadamente los sueños no puden vivir en la realidad, como los peces abisales, que al sacarlos a superficie, mueren con el cambio de presión. Así los sueños mueren igualmente con la presión de lo real.
Gracias, Olga.