lunes, 29 de diciembre de 2008

Por omisión

Aprendo cada día lo que no se debe hacer, decir, pensar, desear, sentir. Llegaré a ser sabio, por omisión.

4 comentarios:

Olga A. de Linares dijo...

¡Excelente!

Lola C. dijo...

Pero ¡qué bueno! ¡Genial!

Javi dijo...

Muchísimas gracias a las dos. Besos navideños!.

nohubounavez dijo...

Excelente tuit, Javi. "Sabio por omisión". Cuánta falta nos hacen también este tipo de sabios, para enseñarnos a guarar silencio, a escuchar, a aprender, a no tener prejuicios.
Magnífico texto e idea.
Gracias, Javi.