miércoles, 17 de diciembre de 2008

Reflejo impropio

En su locura, frente al espejo, no entiende cómo puede ver una sola persona, cuando son tantas las que escucha.

3 comentarios:

nohubounavez dijo...

Me gustó mucho, Javi. A menudo no concuerda lo que ven los ojos con lo que escuchan los oidos, o viceversa. A menudo también no somos nosotros, sino los espejos engañosos, porque somos siempre algo más que un cuerpo físico que se ve y se oye.

Lola C. dijo...

En realidad no estaba loco, sólo que no abandonó al niño ni al joven que fue y también adivinaba al anciano que será. Los veía a todos al tiempo.

Oriana P. S. dijo...

Estoy enteramente de acuerdo con Rafa.
¿Yo? No tengo palabras, todas mis voces se entreveran y quieren opinar... Mil puntos para esta mini!