viernes, 26 de diciembre de 2008

Justicia sin poesía

Lo ideal sería comprar abogados por lo que valen y venderlos por lo que ellos creen valer, aunque eso no impedirá que se queden con todo el beneficio de la transacción.

1 comentarios:

Javi dijo...

Fantástico Sergio. De ese gremio siempre pensé lo mismo, aunque habrán notables excepciones, como en todos lados. Lo que más espinoso me resulta de todo este tema, justicia, abogados, fiscales, jueces... es que se valore en términos económicos la libertad, la dignidad, etc. de las personas, hasta convertirse en una transacción comercial, como otra cualquiera.