lunes, 15 de diciembre de 2008

Corrientes II

La luna prefiere no reflejarse en torrentes y cascadas. Tanta velocidad le causa vértigo.

3 comentarios:

Javi dijo...

Sutil, extraordinario.

Oriana P. S. dijo...

Precioso.

nohubounavez dijo...

Como la luna se mueve tran deprisa, le causan vértigo las cosas que no se mueven. Y las cosas que se mueven deprisa dentro de las cosas que no se mueven también le causan vértigo.
Como un globo lunar de sensaciones.
Me encanta Olga.