jueves, 25 de diciembre de 2008

Responsable

Aquella mariposa no se atrevía a volar. No quería ser la causa de ningún trágico evento meteorológico.

1 comentarios:

nohubounavez dijo...

Me encantó, Olga. Expresa muy bien la teoría del caos desde el punto de vista ético de la mariposa, esto es, desde el punto de vista de la acción minúscula e individual de cada uno, enfrentado a la enormidad de los macrosucesos incontrolables que nos envuelven.
Gracias, Olga