viernes, 26 de diciembre de 2008

Karma

Dick escribe sus ficciones a la carrera, mientras huye de los fantasmas que va creando.

3 comentarios:

nohubounavez dijo...

Uno de los mejores microrrelatos que he leído nunca. Sin palabras.
¿Alguien le encuentra algún fallo? Es magistal.

nohubounavez dijo...

Pienso que expresa de un modo certero, sutul y brillanta la dialéctica entre artista/obra pero también de un modo más amplio la dialéctica hombre/cultura.
Gracias por haberla publicado en Minificcionario Sergio.

Sergio Gaut vel Hartman dijo...

No es para tanto: corrí con ventaja. El que no leyó a Dick le encontrará poco sentido... Está pensado para que pegue fuerte para los dickianos expertos...