miércoles, 17 de diciembre de 2008

Multilingüe

El traductor simultáneo nunca había estudiado idiomas. Sus voces se encargaron de hacerlo.

3 comentarios:

Juanjo dijo...

El traductor simultáneo tenía una lengua bífida.

Javi dijo...

Éste, por lo menos, trífida. ¡Alegría verte por este barrio Juanjo!.

minificcionario dijo...

Y había voces políglotas, voces ventrílocuas...
Lleno de inspiración y sugerencias Javi, me gustó mucho.