miércoles, 17 de diciembre de 2008

Con papelito

En el diván de psicólogo, las voces del paciente esperan en línea que salga su número de turno.

3 comentarios:

nohubounavez dijo...

Me encantó, Oriana. Me encantó porque de pronto cada voz cobra una vida propia e "independiente", con su biografía y circunstancias indviduales.
Y eso es la locura no más de lo que lo es la cordura y la vida de cada uno, viviendo vidas contradictorias o paralelas.
Gracias, Oriana.

Oriana P. S. dijo...

Gracias a ti, por tus lindas palabras. :)

Javi dijo...

Es muy bueno Oriana, enhorabuena, cada día lo haces mejor y te siento más integrada en este mini. Una suerte tenerte aquí.