miércoles, 24 de diciembre de 2008

Van Gogh

A partir del episodio de la oreja, muchos pensaron que se harían famosos mutilándose. Pero sólo unos pocos supieron dónde cortar.
.

3 comentarios:

Marco Crupi dijo...

Hello I really like your blog, I would like a link exchange with you, I insert your blog to my favorite blogs ;)

the address of my blog is: http://marcocrupifoto.blogspot.com/

Lola C. dijo...

Eso se llama error de cálculo, alguno fue irreparable.

nohubounavez dijo...

Es difícil saber dónde cortar y cómo para hacerse famoso. La moda es caprichos y la fama corta. Es menos peligroso implantarse cosas que amputárselas.
Excelente relato.