sábado, 6 de diciembre de 2008

Amor imposible I

Hizo el amor con su paciente. Ocurre a menudo. Lo curioso, la
profesión de él: veterinario.

5 comentarios:

nohubounavez dijo...

Una vez leí en el periódico la noticia de que un joven forense necrófilo devolvió la vida a una chica muerta al acostarse con ella. Visto así quizá el veterinario devolvió la vida a su paciente muerto.
Lo sé es rizar el rizo, pero hay que explorar los límites.

Lola C. dijo...

Manuel, es que hay profesiones con cierta fama, el pastoreo, por ejemplo.

Rafa, ¿y no era más fácil reconocer la verdad y decir que se había visto con su chica en el trabajo?

nohubounavez dijo...

Visto así, Lola, suena hasta bien y todo. Si es que hay eufemismos para todo ya...
Dale a King Kong las habilidades oratorias de un Georgias el sofista y te convence de lo que sea.
Muy acertado el comentario Lola.

Manuel dijo...

Gracias Rafa.Nadie ha dicho que la paciente fuera cadáver. Todo lo contrario. O al revés, paciente macho, que tanto monta, monta tanto. A partir de estas "monturas".... todas las conjeturas y zoofilias posibles.
Gracias Rafa.

Lola, a "eso" los salidos pastores le llamarían "cardar la lana".

nohubounavez dijo...

Sé que he mezclado zoofilia y necrofilia, Manuel. Sólo trataba de buscar, rayando el absurdo, una explicación ético-médica de la actuación del médico forense