lunes, 8 de diciembre de 2008

Amor platónico

El enamorado sofista sólo creía en las cosas que reflejaban los ojos de su amada.

2 comentarios:

Javi dijo...

Los ojos del / la amada como esa visión de la realidad reflejada en el fondo de la cueva. Me encantó.

Lola C. dijo...

¡Perfecto!